Asociación Lagunas Vivas de Villafranca: por un Plan de Gestión propio


La Asociación Lagunas Vivas busca recuperar y revitalizar uno de los humedales manchegos más conocidos, las Lagunas de Villafranca de los Caballeros (Toledo). Estos humedales, Reserva de la Biosfera desde 1981, han sido maltratados durante décadas y se encuentran en serio peligro, más allá del estupendo año de lluvias y nieves que estamos viviendo en 2021.  

Los motivos, hay algunos difíciles de solucionar a corto plazo y que implican a instancias del más alto nivel (sequía, cambio climático) y otros que sí son responsabilidad de la inacción de las administraciones públicas, como la extracción ilegal de agua en el Acuífero 20 (río Gigüela, afluente del Guadiana, el que abastece a nuestras lagunas) o la modificación del curso de dicho río, alterando el hábitat en este ecosistema. 

Esta falta de tacto con estos humedales, a los que muchas veces, incluso, se les ha privado del cauce ecológico natural que le corresponde por derecho natural, al trasvasar agua a través del río Gigüela hacia otros humedales cerrando el caz que comunica estas lagunas con dicha corriente fluvial, ha afectado a todas las administraciones (local, regional, nacional) durante años y de distinto color político. 

Por ello, desde la sociedad civil hemos formado esta asociación sin ánimo de lucro por parte de particulares amantes de la naturaleza y, en particular, de estos humedales, con el objetivo de defender las Lagunas de Villafranca. ¿Qué queremos? Movilizar a la clase política para que propongan soluciones permanentes para las Lagunas de Villafranca. 

Es cierto que su imagen, la de nuestras lagunas, ha mejorado en las últimas semanas. Tras un par de años completamente secas, se están llenando ya que el río viene cargadísimo de agua, por suerte, debido a que los últimos meses están siendo muy buenos en lluvias y nieves (Filomena). Pero eso no debería alejar el foco del problema: hay que conseguir una solución permanente, que acabe con la mala praxis humana. Y ello solo se puede conseguir con un Plan de Gestión propio, tal y como propusimos hace unas semanas. 

Así lo hicimos con motivo del Día Mundial de los Humedales (2 de febrero), en el que lanzamos esta reclamación. 

Tras nuestra movilización del 2 de febrero de 2021, el Ministerio de Transición Ecológica se comprometió a elaborar con carácter "inminente" un estudio en la zona que valorase la situación y certificase la situación que nosotros le apuntamos, que es la que os he señalado anteriormente. Estamos a la espera de la realización y conclusiones de dicho estudio. 

Mientras tanto, no pararemos. Estamos en contacto con distintas administraciones públicas, asociaciones y colectivos para buscar una solución. Soluciones que seguiremos reclamando cada primer sábado de mes con distintas acciones reivindicativas que damos a conocer días antes de la fecha. 

¿Hasta cuando estaremos así? Hasta que consigamos una solución satisfactoria, algo que pasa por la aprobación de un Plan de Gestión propio que garantice el caudal ecológico del río Gigüela con el objetivo de mantener la biodiversidad en este ecosistema

¡LAGUNAS VIVAS!




Comentarios